Reseña de “Una de cortos”

En “Una de cortos”, recopilación de 17 relatos de Jordi Rocandio Clua, encontramos temas tan variados como universales: muerte, venganza, violencia de género, ambición, soledad… E incluso hace una incursión en el género de la ciencia ficción en el último de ellos, titulado El Talismán.

Jordi escribe con un lenguaje sencillo, sin artificios, lo que no le resta un ápice de eficacia a la hora de transmitir el mensaje que pretende hacer llegar al lector. Las historias, en general, se inician con situaciones cotidianas, pero justo en el momento adecuado sabe dar un giro a la narración que la conduce a un desenlace inesperado. Salvo alguna excepción, dicho desenlace es imprevisible, y deja un espacio al lector para que extraiga sus propias conclusiones, invitándole a la reflexión acerca del tema tratado.

Su lectura resulta cómoda gracias a la sencillez a la que ya me he referido, y el autor encuentra perfectamente el equilibrio entre la información que debe facilitar y aquélla que debe omitir, algo fundamental en la narrativa breve, donde las elipsis tienen tanto valor como lo explícito.

En resumen, un libro recomendable para los amantes de los cuentos. Y dado que se trata de su “opera prima”, en mi opinión, demuestra que tiene potencial para que sus próximos trabajos recojan los frutos de la experiencia adquirida.

9 comentarios en “Reseña de “Una de cortos”

  1. ¿Sabes? A medida que iba leyendo y nos comentabas que el libro está lleno de relatos con final imprevisible, no he podido evitar acordarme de Relatos de lo inesperado de Roald Dahl, un libro de relatos en los que los finales también eran inesperados.

    Personalmente me cuesta horrores escribir cosas cortas, me acaban quedando demasiado aglutinadas, así que admiro siempre el buen saber hacer de aquellos que son capaces de contar tanto en tan poco. Tiene buena pinta el libro de Jordi. El que haya sido escrito en lenguaje sencillo creo que lo hace todavía más atractivo. Es más complicado emocionar con palabras de todos los días que recargando el texto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Andres Hernández Rabal

      A mí me sucede justo lo contario. Mi esposa-manager-agenteliterario-lectora beta, (sí, es todo eso y mucho más), me recomienda con vehemencia que me centre en el relato porque, y siempre según su opinión, es donde tengo una mayor desenvoltura. Supongo que influye el hecho de ser un apasionado lector de narrativa breve (Tolstoi, Kafka, Borges…). En muchas novelas actuales considero prescindibles muchas páginas, cientos de ellas en ocasiones. Pues nada, cada cual a escribir en el formato que le resulte, por enima de más cómodo, más gratificante. Saludos y gracias por tu comentario.

      Le gusta a 2 personas

  2. aranjuezivilanova

    Coincido con tu opinión, Andrés.
    Los relatos de J. Rocandio gozan de un lenguaje sencillo y sin artificios. Me atrevería a decir que es eso lo que los hace tan atractivos. También coincido en lo que dices respondiendo a Frida; “…En muchas novelas actuales considero prescindibles muchas páginas, cientos de ellas en ocasiones”.
    Yo, personalmente, donde más cómodo me encuentro es en el formato “novelette”, es decir, historias narradas con una extensión de entre diez y cuarenta mil palabras.
    Voy a darme una vuelta por este sitio y a leer tus relatos.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s